ISLANDIA -  El país de hielo y fuego

Islandia es uno de los lugares más fascinantes de nuestro planeta, un país que vale la pena visitar al menos una vez en la vida. En mi caso, me enamoré de esta hermosa isla desde el primer momento y el resultado lo podéis ver aquí: una página web dedicada por completo a Islandia, una agencia de viajes ideada para que nadie se quede sin cumplir el sueño que me condujo al trabajo de toda una vida. Por eso este es nuestro lema:  "Deja de soñar y ven".

Islandia guarda algunos de los paisajes más impresionantes de Europa y el mundo: volcanes, géiseres, lagunas termales, glaciares, auroras boreales...  Islandia es sinónimo de naturaleza en estado puro, uno de los últimos territorios vírgenes de Europa y una isla que, a pesar de un turismo creciente año tras año, mantiene la magia y la tranquilidad del pasado. En esta pequeña isla del Atlántico norte viven solamente unos 320.000 habitantes, de los cuales una gran mayoría (120.000) se encuentran en la capital, Reykjavík, lo que la convierten en el contraste perfecto con el resto del país. En Reykjavík podrás encontrar la modernidad de las grandes urbes de Europa pero con su toque personal: arquitectura moderna, restaurantes que ofrecen gastronomía tradicional pero innovadora, galerías de arte originales, tiendas con la mejor ropa y, por supuesto, mucho ambiente y gente muy simpática. El resto de la isla, en cambio, es como un viaje en el tiempo a un lugar donde la naturaleza aún no se ha visto afectada por el hombre. Cascadas,  glaciares, manantiales, campos de lava... dominan los paisajes de una isla prácticamente vacía, un fenómeno único en Europa que hace de Islandia un país único y extraordinario. 

Viajar a Islandia

En este artículo sobre Islandia quiero haceros mis recomendaciones personales para vuestro viaje: tanto si eres de los que quieres descubrir Islandia por tu cuenta como los que buscas un viaje organizado para no tener que preocuparte de nada, has de saber algunas cosas que no podrás encontrar en cualquier guía. Lo primero es que Islandia no es un país "fácil". Si no estás acostumbrado a viajar por tu cuenta, comprar un paquete organizado no es una pérdida de dinero, no ya por el tiempo y los nervios que te ahorras, sino porque encontrar esos sitios "únicos" no es tan fácil como parece al leer una guía de viajes.Lo segundo es que comprar un viaje organizado no significa hacer el recorrido clásico en hoteles y autobús: en Islandia hay paquetes para todos los gustos, desde los más "cómodos" hasta los más "aventureros" y nosotros hemos seleccionado los que más nos gustan de entre todos los proveedores españoles e internacionales: 

Pincha aquí para buscar los mejores viajes organizados a Islandia.

Dicho esto, visitar Islandia por tu cuenta puede ser un viaje maravilloso. Si lo planificas bien y con antelación, no hay nada mejor que perderte en esta maravillosa isla y descubrirla por ti mismo, a tu ritmo. La mejor época (por el clima) es la temporada alta, julio-agosto. Pero cuidado, porque esta isla es cada vez más popular y no es hinchable. Durante algunos fines de semana del verano puede resultar imposible encontrar alojamiento en Reykjavík, tampoco es fácil encontrar alojamiento alrededor de la isla, especialmente en ciertas zonas como Skaftafell – Höfn, Vík o el lago de Mývatn.  Lo mismo te puede pasar fácilmente con los coches de alquiler, autocaravanas y con los vuelos a Islandia. Por eso es recomendable reservar todo con bastante antelación. Si uno viaja fuera de la temporada alta todo es más fácil porque la demanda es menor y hay más posibilidades, eso sí, ni el clima ni las horas de luz, ni las condiciones de las carreteras son las mismas. Si tu estilo es la aventura y quieres adentrarte en el interior de Islandia, el verano es tu mejor aliado. 

Para buscar vuelos a Islandia, puedes pinchar aquí.

Alojamientos

Islandia dispone de todos los tipos de alojamientos posibles. El nivel de los alojamientos es superior en todas las categorías al resto de Europa (salvo algunos hoteles de 3-4 estrellas, cuyo nivel puede ser más bajo). Casi todos los alojamientos tienen un gran nivel de higiene, muy buen servicio y desayuno. Al buscar alojamiento, tienes que tener en cuenta que no solamente los grandes hoteles, sino también las pensiones familiares, las casas rurales e incluso las granjas trabajan con las agencias de viajes en Islandia. Por ello, muchas habitaciones ya están bloqueadas con hasta con dos años de antelación. Esta capacidad tan limitada hace complicado conseguir alojamientos libres al llegar. La manera más fácil es reservar los alojamientos por internet o incluidos en un paquete, siempre con muchos meses de antelación.

En cuanto a las cabañas en Islandia, suelen estar llenas para el verano porque son muy demandadas. Es, sin duda, una experiencia muy auténtica, que te acercará a la vida cotidiana de los islandeses en el campo, y una forma genial de viajar si vas con tiempo y quieres pasar más de una noche en el mismo lugar. Para los alojamientos de una noche son más recomendables las granjas.  El precio de las cabañas nunca incluye desayuno y normalmente la limpieza suele ser responsabilidad de los clientes mismos (o se paga un cargo extra). En las cabañas es obligatorio alquilar las sábanas y, como hay que contar siempre con la limpieza, no compensa quedarse para una sola noche.

Pincha aquí para buscar alojamientos en Islandia y estate atento a todas nuestras ofertas. 

Vehículos

En lo que se refiere a los coches, Islandia se puede ver tranquilamente con un coche normal, no necesitas un todoterreno. Si sigues por la carretera nacional número 1 (la "Ring Road"), no tendrás ningún problema y encontrarás los monumentos naturales más importantes y conocidos de la isla. Pero si quieres ver algo más, descubrir la verdadera esencia de Islandia y adentrarte en su interior, necesitarás un vehículo 4x4. Una naturaleza de colores únicos domina los paisajes de Landmannalaugar, Thórsmörk, Askja o Hekla, donde te aguardan muchas sorpresas. Para descubrirlas, no te quedará otra opción que alquilar un todoterreno 4x4.

Para buscar el coche que necesitas para tu viaje deseado en Islandia, pincha aquí. 

Excursiones

También, por supuesto, se pueden contratar excursiones organizadas en Islandia  que te llevarán a los lugares de más difícil alcance. De está forma, conocerás la verdadera naturaleza de Islandia a través de los ojos de un guía local que te descubrirá los rincones más escondidos y salvajes.  Además, si quieres entrar a las cuevas, hacer trekking sobre los glaciares, realizar rafting, buceo, ir en motos de nieve etc., tendrás que reservar alguna excursión con guía especializado. En nuestra página encontrarás la mejor selección de excursiones, desde las más clásicas hasta las más aventureras, para que puedas aprovechar tu viaje al máximo.

Para buscar la excursión de tus sueños, pincha aquí. 

Islandia y su clima

Todo el mundo siempre se pregunta cuándo es la mejor época para visitar Islandia y la respuesta no es nada fácil ya que depende de lo que uno esté buscando. Si quieres ver las auroras boreales y sentir la verdadera Islandia, la mejor época es durante el invierno, que es prácticamente desde mediados de octubre hasta finales de marzo. Sin duda, pasarás un poco de frío pero merecerá la pena ya que conocerás Islandia en su propio ambiente, gélida y oscura pero con mucha vida, o, al menos, claro, con la vida real y diaria de los islandeses, con sus piscinas termales rodeadas de paisajes nevados y las auroras boreales en el cielo. Si eres de los que no se decide y quiere un poco de todo, puedes viajar entre septiembre y octubre o a finales de marzo. Con un poco de suerte, podrás ver las auroras y también disfrutar de bastantes horas de luz para viajar. Si quieres visitar Islandia en pleno boom turístico, tienes que venir los meses de julio y agosto cuando es la temporada alta. En esta época tienes el mejor clima para viajar. Además, si te gusta el senderismo y quieres hacer alguno de los trekking más famosos del mundo, como el trekking de Laugavegur, este es el único periodo en el que te puedes aventurar por el interior de la isla. Planificando bien tu viaje, disfrutarás al máximo aunque todo esté a tope. Pero si vienes mal preparado, pasarás muchas horas buscando alojamiento, los precios estarán por las nubes, no encontrarás el coche deseado y el agobio y los nervios se apoderarán de ti. Si yo tuviera que elegir personalmente, creo que la mejor época para venir es un poco antes o después de la temporada alta (en junio o a principios de septiembre), cuando el clima aún es agradable pero no hay tanta gente como entre julio y agosto. Además, en junio casi no hay noche y la naturaleza se abre camino para mostrarte Islandia en todo su esplendor. Sea cuando sea, ¡os deseo un muy buen viaje a Islandia

 

ISLANDIA -  El país de tus sueños